El verdadero motivo de la salida de Daniel Castellani del Perugia

Por Santiago Gabari – En la Primicia entregada este miércoles a primera hora, dejamos en claro que la salida de Daniel Castellani de la Sir Safety Perugia era insólita. Los resultados, la hinchada, los jugadores, todos, apoyaban la dirección técnica del argentino. Pero hubo una persona que siempre quiso a otra técnico: el Presidente Gino Sirci siempre quiso a Slodoban Kovac.

No es una película de terror. No es una franquicia para el olvido ni un equipo para desmerecer. Simplemente se trata de un presidente sin escrúpulos ni ética. Se trata de un presidente que, como dirían en Argentina, “estaba caliente” con un DT y lo puso apenas pudo.

La historia comenzó cuando en el receso el Sr. Sirci tuvo que salir a buscar entrenador y el serbio Kovac, que dirigió al equipo desde el 2011 al 2014 con ascenso mediante, rechazó su regreso por estar abocado a la selección de Irán. Pero una vez despedido, en octubre, comenzó la odisea para Daniel Castellani y sus dirigidos.

La densidad generada por el Sr. Sirci y la presión a los jugadores para ganarlo todo fue moneda corriente. Lo increíble, lo más insólito, es que los primeros días de noviembre, a poco del debut oficial en la SuperLega (25/10/15 0-3 vs Verona), el serbio Kovac firmó contrato para la temporada 2016/17.

Desde ese día, desde el primer partido liguero, el Sr. Sirci se encargó de embarrar la cancha. Desapareció de los pasillos y gimnasios tras la 5ª jornada, donde Perugia cayó 0-3 ante Civitanova. El rumor de recambio ya se estaba instalando.

Pero entonces, Daniel Castellani hizo borrón y cuenta nueva: “Muchachos, se que es difícil, pero tenemos que dejar de pensar en lo que pasa afuera y centrar la atención en lo que hacemos. Sigamos trabajando y salgamos a jugar como queremos”, habrían sido las palabras del DT argentino.

Los jugadores entendieron el mensaje. El equipo empezó a jugar mejor y mejor. Perdió con DHL Modena pese al trabajo perfecto en defensa (36 en 3 sets) y bloqueo (14 puntos). Pero la Gazzetta reinstaló el problema. Y este domingo, ante Piacenza, donde Perugia ganó 3-0, los tifosi ovacionaron a Castellani de manera sorprendente. Ellos, los hinchas, ya se daban cuenta que Kovac volvería al cargo y que Castellani, pese a la banca de la gente, tenía las horas contadas.

Lo cierto es que este martes Perugia volvió a ganar y, viendo que cada día era más complicado sacar al DT argentino por motivos deportivos, Sirci decidió echarlo. Está claro, así, que Kovac deberá salir campeón. De lo contrario nada se entiende para depreciar de esta forma los 30 años de trayectoria, el nombre y el conocimiento de Daniel Castellani.