Los pibes de Ciudad…

Durante el 2015 se destacaron en el Mundial de menores en Chaco, donde el seleccionado logró la mejor actuación en la historia de un torneo de esa categoría, y ahora los más pibes de Ciudad Vóley, Felipe Benavídez, Jan Martínez, Ignacio Roberts y Agustín Loser, integran el equipo de la Liga Argentina de clubes que terminó tercero en la primera mitad y son protagonistas.

“La Liga es una experiencia totalmente diferente a lo que venía viviendo. El nivel es otro y tenés que esforzarte mucho más que en otras categorías y nunca relajarte si querés entrar. Creo que tuvimos un muy buen arranque del torneo, mejor del que nosotros mismos pensábamos y esto ayudó a unir mucho más al grupo”, considera Loser, central de 18 años.

El armador Nacho Roberts, también de 18, coincide: “Fue un momento de mucho cambio y de tener que adaptarse constantemente. Si bien en la Selección ya estábamos acostumbrados a entrenar todos los días, la Liga es algo distinto. Igualmente fue una primer parte muy positiva, tanto grupal como individual, en la que valió la pena el sacrificio hecho”.

Todos jugaron “más de lo que pensaban”. Jan Martínez Franchi, hijo de Esteban ‘Mono’ Martínez, asegura que “estoy muy contento porque jugué muchísimo, algunos partidos hasta los arranqué de titular. Jugué bien, sin presiones, el equipo respondió cuando tuvo que hacerlo, en partidos clave, y por ahora venimos terceros en la Liga y está muy bien”.

Con 17 años, Martínez destacó además que el entrenador Hernán Ferraro les da “mucha confianza”. “A veces es muy exigente pero por lo general lo agradezco en los técnicos porque significa que les importás y estoy muy contento”.

Felipe Benavídez (18) es el único de los cuatro que ya estuvo en el plantel de Liga en la temporada anterior. “Creo que tuvimos un muy buen arranque de Liga, ganando partidos importantes y demostrando que tenemos un equipo largo. La forma de trabajar no es muy diferente a la del año pasado, pero la diferencia es que los jugadores chicos de la temporada anterior ya no son tan chicos y ahora estamos mucho más cerca del nivel de los de arriba”, opina.

Los ‘pibes’ coinciden en que el Mundial en casa, con la histórica medalla de plata, fue la mejor experiencia deportiva de sus vidas. ¿Influyó para que los consideraran jugadores para una Liga A1 de mayores? “A nosotros nos sirvió mucho para ganar confianza y adquirir experiencia, y al cuerpo técnico a ver si estábamos preparados para jugar partidos bajo presión y a cierto nivel”, manifestó Loser.

“No creo que sea un factor determinante, pero sí pienso que tal vez a Hernán (Ferraro) le puede dar un poco más de confianza para meternos en la cancha, y nosotros tenemos un plus de confianza por haber vivido esa experiencia. Pero lo que cambia es que no tenemos lo misma responsabilidad que en el Mundial”, asegura Benavídez, capitán del seleccionado menor.

Jan Martínez, distinguido como uno de los mejores puntas y en el equipo ideal del Mundial, cree que “haber jugado contra esas potencias te ayuda a afrontar la Liga, pero es más que nada tiempo y romperse el lomo”.

Para Nacho Roberts, el Mundial fue “el mejor momento de mi vida hasta ahora. Todavía tengo la espina de la final (2-3 ante Polonia) pero la sensación de haber jugado en casa, con tanta gente apoyándonos y dejando afuera potencias como Brasil y Rusia es algo inexplicable. Fue un momento hermoso vivido en familia, por suerte, que nos demostró que el sacrificio inteligente a la larga siempre paga”.

La Liga tiene a UPCN de San Juan, el pentacampeón, como único invicto. “Los equipos tienen muchos altibajos, no hay regularidad de ninguno salvo de UPCN, que sigue manteniéndose en lo más alto. Después, el resto, por momentos te sorprende para bien o para mal”, dice Roberts.

Benavídez agrega que “la Liga viene teniendo muchos altibajos. Cualquiera le puede dar pelea a cualquiera y eso está bueno. UPCN tiene muy buenos jugadores, Bolívar y Lomas, también”.

“Nosotros estamos haciendo una excelente Liga y espero que sigamos así”, se ilusiona Loser. Jan Martínez también: “Ojalá podamos mantener el nivel que mostramos hasta ahora”. Roberts, por último, agradeció al club y al cuerpo técnico por la “confianza que pusieron en nosotros y por los sacrificios que hacen todos los días para dejar a Ciudad en lo más alto”.

Prensa Ciudad Vóley