Sol Piccolo deja Béziers y vuelve a Vélez pensando en Río: “No puedo pedir más”

Sol Piccolo, de las Panteras más chicas, fue una de las elegidas por Orduna para integrar casi todo el proceso que desembocó en la clasificación olímpica. Su experiencia, vivió el Preolímpico de Bariloche y qué espera de Río.

Hace unos años, ya cuando Vélez se coronaba por primera vez campeón de la Liga Femenina, Sol se destacaba. Muy chica, con buenas actuaciones en la Selección Menor, Orduna optó por contar con sus servicios para Las Panteras y mal no le salió. Campeona en los Odesur de Santiago en 2014, Sol Piccolo fue de los 12 corazones que se ganó el boleto olímpico. Con dos meses de paso en Francia, la no tan peque -1.88m- vuelve al Fortín para jugar la Liga, la que afortunadamente vuelven a disputar. Entre algunas anécdotas que le quedaron de Bariloche, remarcó una del festejo: “Cuando terminó todo éramos Messi, querían fotos con nosotras y terminamos dando vueltas por la ciudad en el coche bomba de los bomberos”.

¿Qué se siente ser olímpicas?
Creo que no caí, fue muchísima emoción cuando ganamos, todas con lágrimas en los ojos… ¿viste cuando estas en shock? ahora pienso, pienso y me imagino más que nada el desfile de los Juegos.

¿Cómo vivís este momento dado que fuiste una de las pocas que se mantuvieron en el plantel de los Odesur?
Muy contenta. Entrenamos dos años y medio a full con la mentalidad en eso, logramos el objetivo por suerte. Llegamos en un muy buen nivel, muy mentalizadas y en nuestro mejor momento.

Y a nivel personal, ¿cuánto sumó jugar afuera como para mostrar hoy el nivel que demostraste en Las Panteras?
Jugué en Francia dos meses y ahora vuelvo a Vélez. Siempre jugar afuera ayuda, pero creo que fue un proceso muy importante con la selección y creo que eso lo que me puso en mi mejor nivel.

¿Volvieron a hablar con las chicas después del torneo? ¿Se trazaron los objetivos para los Juegos?
No. Ya terminamos, nos dieron dos meses de vacaciones. En ese momento sentimos una emoción tremenda, todas pulimos cosas y volvimos a ver el partido; en el vestuario nos abrazamos todas, llorando de la emoción y no podíamos creerlo cuando nos mirábamos. Pero no, no nos vimos más. Recién en abril vamos a volver a reunirnos para entrenar para los JJOO y ahí se van a plantear las metas para Río.

¿Con qué creés que te vas a encontrar allá? ¿Esperabas vivir esto a tu corta edad?
Allá va a ser un torneo duro, va a ser la mejor experiencia de mi vida personal. En cuanto al nivel iremos a buscar lo mejor para nosotras y dar lo mejor hasta lo que lleguemos. Lo imaginaba como muy lejano, ya lo tengo a la punta de los dedos y no lo puedo creer a mi corta edad (19 años). Como jugadora no puedo pedir nada más.

¿Y cómo será tu vida cotidiana de acá a Río? ¿Arriesgás algún puesto?
Y ahora sigo entrenando en Vélez, voy a hacer una carrera cuando este en el país, me meteré con todo cuando este en los Juegos y después no me importa, quiero dar todo en Río (risas) No voy a arriesgar ningún puesto, sé que va a ser difícil pero ganar alguno partidos me conformo.

Fuente: Argentina Amateur
(Por Micaela Piserchia)