En el recuerdo: Rojas Scholem Campeón de la Liga Argentina 2001/02

Crónica Diario Clarín, Por Gustavo Flores, Enviado Especial a Rojas – Parece irreal. En la Argentina de hoy, el Día del Trabajo está lejos de festejos y emociones. Sin embargo, el 1° de mayo de 2002, Rojas fue una ciudad de fiesta. El voleibol fue el único y gran responsable. ¿Será cierto entonces eso de que el deporte es la única alegría genuina que puede tener la gente en estos tiempos críticos?

Rojas-Scholem le ganó a UBA por 3 a 0 (25-21, 25-20 y 25-18) y cerró la serie final de la Liga Argentina por 4 a 1. Su nombre estará por una temporada en lo más alto del voleibol nacional, justo en el año en el que el país albergará el Campeonato del Mundo con uno de sus emblemas —y emblema del deporte de estas tierras— en la cancha: Hugo Conte.

Rojas fue ayer una ciudad tomada. Pero tomada por la alegría, por el fervor. La fiesta que se desató en La Fortaleza, el estadio de Sportivo Rojas, fue impresionante. Más de 2.500 personas saltando y cantando sin parar durante tres horas. No ter minó ahí. “Que vamos a dar la vuelta a la plaza San Martín”, amenazó la hinchada durante todo el partido. Cumplió. El carnaval se desató en el centro con baile, fuegos artificiales y vuelta olímpica de los jugadores incluida.

La gente mayor explica que pocas veces se vio tanta alegría colectiva por estos costados demasiado olvidados de Buenos Aires. Los chicos, directamente, lloran de emoción. Los voleibolistas saltan, se abrazan y se tiran champaña en la mitad de la cancha. Vale un detalle: el estadio se agrandó por cuarta vez en la temporada (agregaron más y más tribunas tubulares), las entradas se agotaron en menos de una hora y en la cancha estuvo casi el 20 por ciento de la población de Rojas, estimada en 15 mil habitantes. Los que se quedaron sin entradas, lo vieron en directo por pantalla gigante en la plaza.

El clima de ansiedad y nerviosismo que vivió Rojas en los dos últimos días, el equipo lo “enterró” en un par de minutos. Los dirigidos por Juan Manuel Barrial ganaron con contundencia y con los argumentos que lo llevaron a ser los mejores a lo largo del torneo. El enorme Conte dio otra vuelta (después de tantas en Francia, Italia y con Ferro en el Metropolitano y la Liga). Fue el líder adentro y afuera de la cancha. Ferraro, por lejos, el mejor armador de la Liga. De Moura se asentó como el atacante más certero. Bidegain aportó su regularidad y talento. Peralta, todo su oficio que lo llevó a ser central titular en la Selección. Porporatto demostró sus condiciones. Y Silva fue clave como líbero. El resto acompañó y sumó. Así se llevó el título. Así se metió en la historia con récord incluido (18 triunfos consecutivos).

Ayer volvió a ganarle con autoridad a un entusiasta UBA (Patti, otra vez, fue el máximo anotador del partido con 16 puntos), que sin su armador titular Cao Herrera, lesionado, no tuvo chances.

La unión hizo la fuerza. Por eso la idea de un grupo de dirigentes locales de traer el voleibol a Rojas dio un resultado impresionante a pesar que en la ciudad éste deporte prácticamente no se jugaba. Sportivo Rojas albergó a Scholem Aleijem, el equipo porteño que tenía la plaza de la Liga Argentina. Y la gente se terminó uniendo detrás de ese equipo de figuras. El final fue feliz y a la vista: Rojas todavía está de fiesta. Aunque parezca mentira en la Argentina de hoy.

FORMACIONES DE ESA NOCHE

ROJAS SCHOLEM: Ferraro, Jefferson, Pablo Peralta, Bidegain, De Moura, Silva(L); Conte, Spinelli. DT: Barrial. UBA: Patti, Torcello, Cao, Soldi, Walter Borrero, Obeid, Mendoza(L)(fi); Ojea, Pellegrini, Costa. DT: Solla.-

Comentarios

Comentarios