Tatiana Rizzo: “Hoy en día tenés que jugar en el exterior para seguir creciendo”

La líbero de Las Panteras y de Boca Juniors, Tatiana Rizzo, dialogó con La Nación y aseguró que la Liga Femenina de Argentina necesita competitividad y seriedad: “Una liga un poco más competitiva le va a dar mucho más al deporte. Hoy en día tenés que jugar en el exterior para seguir creciendo. Que haya más sponsors y que se lo tome realmente como un trabajo le va a dar un crecimiento muy importante a la liga argentina”.

La Nación Tres selecciones argentinas femeninas en equipos competirán en Mundiales durante 2018: las Leonas (hockey sobre césped), las Panteras (vóleibol), y las Gigantes (básquetbol).

res selecciones argentinas femeninas en equipos competirán en Mundiales durante 2018. Las Leonas (hockey sobre césped), las Panteras (vóleibol), y las Gigantes (básquetbol) participarán en los certámenes de Inglaterra, Japón y España, respectivamente. La oferta deportiva para las mujeres es todavía una cuenta pendiente en la Argentina. Un caso testigo es lo que ocurre con el fútbol. Una de las selecciones más competitivas del mundo en la rama masculina no tiene un equipo de nivel similar en el conjunto femenino.

Las capitanas Belén Succi (Leonas), Tatiana Rizzo (Panteras) y Débora González(Gigantes) conversaron con la nacion sobre la actualidad de sus disciplinas y se refirieron a qué aspectos mejorar para fomentar el deporte entre las mujeres. En la casa del deporte nacional, el Centro de Alto Rendimiento Deportivo (Cenard), en el barrio de Núñez, las capitanas se acomodan bajo la piadosa sombra que regala la vegetación en el patio de ingreso al predio. La continuidad de los entrenadores en el vóleibol (cinco años lleva Guillermo Orduna) y el básquetbol (Cristian Santander fue ratificado a pesar de no clasificarse para Río 2016), contrasta con los cambios de técnicos que padecieron las Leonas.

Son todos nombres masculinos. No hubo entrenadoras. Otra vez, la batalla por la expansión del deporte entre las mujeres vuelve a escena: “Es muy importante creer más en el deporte femenino, hay que hacerlo crecer. Siempre le digo a mis alumnas, no pasa por qué deporte quieras hacer, sino practicar un deporte. Acercarte, que siga creciendo el vóley, el básquet, el handball, y que las chicas puedan tener acceso a más disciplinas. Poder tener un bagaje con cuál decidir. Si no, a veces te imponen un deporte en un colegio. Tener más opciones es importantísimo”, reflexiona Belén, que trabaja como profesora de educación física.

-¿Les costó empezar a practicar deporte?

González:-Yo empecé porque a mi mamá le gustaba el básquet. A mi hermana le dicen que era muy hiperactiva y que tenía que hacer actividad, entonces mi mamá eligió el básquet. Y yo empecé también. Mi deporte no está en los colegios. Estaría bueno que lo hagan. Que se hiciera el Premundial acá en la Argentina (en agosto pasado) ayudó a que muchas nenas pudieran ver lo que realmente es el básquet y gracias a eso creció bastante.

Rizzo: – Arranqué en un club de barrio. Gracias a la primera clasificación olímpica, se produjo como un boom de las Panteras. Esta repercusión nos hizo llegar muchos mensajitos de nenas que nos siguen hoy en día, y que empiezan a amar el deporte.

-¿Creen que quizás ahora hay más chances que antes para que las mujeres practiquen deportes?

Rizzo: -Creo que sí. Cada vez que jugamos en Argentina los estadios están llenos, de nenitas o de los entrenadores que vienen a ver los entrenamientos con las alumnas, que nos siguen, que nos demuestran mucho cariño. Creo que está en alza.

-¿Se imaginan en Tokyo unos Juegos con tanta representación femenina como fue en Río?

Succi: -Creo que sí. Para mí es importantísimo que el deporte femenino siga creciendo. La verdad es que me enorgullece ver que haya tres selecciones femeninas que van a estar disputando un Mundial en el mismo año. Hay que hacerlo crecer más, hay que incentivar a las chicas a que hagan deportes. Se puede trabajar, estudiar, ser madre y hacer deporte también. E impulsar a las chicas desde la infancia. A veces, el nene va a jugar a los cinco años a la pelota y la nena se queda en casa mirando tele. Tratar de acercarlas a un club para jugar al vóley, al básquet, a la pelota, al hockey. Hay muchos deportes que hacen los masculinos que los tenemos en los femeninos. El tema está en la diferencia que hacemos desde que son chicos…

Rizzo: – Igualar condiciones. Lo dijiste todo. Y que las chicas tengan las posibilidades de practicar el deporte que les guste.

-¿Están atentas al movimiento de Ni una Menos y campañas como Yo también? En relación a esto último, se conoció una denuncia de una atleta que fue abusada en Barcelona 1992.

Succi: -Son temas muy delicados y muy difíciles. Como mujeres lo vivimos. Como docentes, en el colegio el tema del bullying es recurrente. Y en las mujeres se sufre mucho más. Por un tema de la diferencia que hay. Nosotras que tenemos la posibilidad de viajar mucho al exterior, hay más igualdad en todos los aspectos. Hay que hacer un clic como país también. Concientizar. Tratar de que los grandes eduquemos a los más chicos para que el futuro sea mejor.

González: – Estoy de acuerdo con lo que dice Belén.

Rizzo: – Las Panteras hicieron una sesión de fotos con respecto a Ni una Menos. También apoyamos todo lo que es ese movimiento: igualdad de condiciones.

-¿Qué es lo que necesitan en el deporte femenino para crecer un poco más? Tanto desde lo material como desde lo humano.

Succi: -El hockey va a hacer un cambio muy importante cuando se logre tener más canchas de agua. En el Metropolitano va a haber un momento donde todos los clubes de la A, al menos, van a tener que contar con cancha de agua. Para igualar a lo que es Europa, y que las chicas que juegan el fin de semana en cancha de arena estén acostumbradas a jugar en agua. La infraestructura hace que estemos un paso más atrasado de todo. A veces, nosotras estamos entrenando triple turno para igualar la carga horaria que perdemos los fines de semana jugando en arena.

González: – Nosotras, a diferencia de las Panteras y de las Leonas, estamos a años luz de llegar a tener muchas cosas que nos hacen falta, como por ejemplo una liga más fuerte, que si bien se está trabajando… necesitamos una base de jugadoras. No hay muchas.

-Se las lleva el vóleibol…

González: -Todas (se ríe). Nos dejan las chiquitas. Pero si a ellas les va bien, nos va bien a todas?Se está tratando de hacer lo mejor posible. Todas las jugadoras que puedan irse a Europa, tienen que hacerlo. Que puedan aprender más para poder dedicarse plenamente al básquet y después dar lo mejor en la selección.

Rizzo: -Una liga un poco más competitiva le va a dar mucho más al deporte. Hoy en día tenés que jugar en el exterior para seguir creciendo. Que haya más sponsors y que se lo tome realmente como un trabajo le va a dar un crecimiento muy importante a la liga argentina.

Las otras deudas: subrepresentación en
cargos dirigenciales, premios y maternidad

La inequidad de los premios que cobra la rama masculina en relación a la femenina en el profesionalismo, la ausencia de cargos dirigenciales ejecutivos en las federaciones y la falta de infraestructura deportiva que contemple la maternidad de las deportistas son otras de las tantas deudas del deporte con las mujeres, según detalla a LA NACION Alejandra Castiñeira de Dios, asesora deportiva de la Fundación Mujeres en Igualdad con estatus consultivo del Ecosoc (Consejo Económico y Social de la ONU).

“Las mujeres estamos subrepresentadas en los cargos de conducción tanto en organizaciones de base (clubes) como en organizaciones deportivas de mayor complejidad. Una cuestión es participar y otra es decidir. No es lo mismo integrar la mesa ejecutiva de un organismo deportivo que presidir la comisión de cumpleaños”, describe Castiñeira de Dios.

Las federaciones también suelen hacer una valoración distinta de sus selecciones, como ocurre en la AFA que “destina cifras millonarias para técnicos de selecciones nacionales masculinas menguando un viático reclamado por el futbol femenino”, señala.

Los premios es otro punto de discusión. 34 años después de la decisión del US OPEN (1973) de equiparar los “prize money” de los hombres y las mujeres, Wimbledon tomó la misma decisión. Y en cuanto a la participación de las mujeres en las grandes citas deportivas, “recién participaron de todas los deportes del programa olímpico en Londres 2012 y en Río 2016 llegaron al 45% de los atletas”, agrega. Sobre las madres deportistas, apunta: “Hay que contemplar la situación de la mamá deportista, proveyendo espacios adecuados (lactarios) o guarderías para cumplir con las exigencias de su deporte”.

Además, Castiñeira de Dios señala la colisión de la Ley de Identidad de Género con los reglamentos. La Ley tiene en cuenta la autopercepción como identidad. No se trata de términos binarios (femenino y masculino) sino de multiplicidad de identidades. Esta es una problemática que generó denuncias por discriminación especialmente entre las deportistas trans.”¡Todavía discutimos si género y sexo es lo mismo! Como si la condición biológica tuviera que emparentarse con un constructo social. Y el deporte no es ajeno a esta concepción binaria; todo el tiempo los reglamentos deportivos intentan encasillar o categorizar”, aclara.

Comentarios

Comentarios