#GestiónFeva Un cortocircuito entre dirigentes y jugadores pone en riesgo la próxima lista de Velasco

Por @SantiagoGabari – Algo no está bien entre la dirigencia de la Federación del Vóleibol Argentino (FeVA) y parte del plantel de la Selección Masculina mayor. Promesas incumplidas, cambios imprevistos y hasta actitudes inéditas ponen en riesgo la próxima convocatoria de Julio Velasco.

Todavía no explotaron. Pero se cansaron. Se cansaron de la falta de palabra y que les pateen la pelota. Se cansaron de que un día digan una cosa y otro día digan otra. ¿Quién no se cansaría?

Van a decir que los malos de la película somos nosotros (¿Ya lo dijeron? Sic), pero el foco de conflicto son las palabras vacías de valor, en relación a los premios, que la FeVA le da a los jugadores que formaron parte de la última World League. Habitualmente, los jugadores pactan premios y plazos de pago con la dirigencia y ésta se encarga de cumplir con su palabra. Algo básico. Pero algunas cosas fueron cambiando en el último tiempo.

Una vez comenzada la World League, la dirigencia de la FeVA le comunicó al plantel que encabeza Julio Velasco que los premios acordados serían reducidos (incumplimiento 1). ¿Por qué? “Ahora los aviones los tienen que pagar ustedes”. Esta insólita medida que los jugadores rechazaron dio inicio a un sinfín de hechos que llevan a que varios jugadores piensen en no ser parte de la próxima Liga Mundial hasta tanto no se solucione la situación: cumplir la palabra.

A esta medida unilateral, la institución reina del vóleibol argentino le sumó que rompió con el primer plazo de pago, 60% en diciembre y 40% en enero (incumplimiento 2), y fijó nuevos valores que tampoco respetó (incumplimiento 3): 50% en diciembre y 50% en marzo. A fecha de hoy, los jugadores ya no confían en ninguna palabra y tampoco saben cuándo se respetará su derecho.

Ante el conflicto, Voley Plus intentó comunicarse sin suerte con el Tesorero de FeVA, Juan Galeotti, e hizo lo propio con el Manager de la Selección Masculina, Osvaldo Celia, quien prefirió derivar el tema con el encargado de prensa Martín De Rose, que hizo las veces de vocero ante el impedimento de dialogar con autoridades: “Como todos los años los premios surgen de las victorias, las derrotas y la posición final en el certamen. La FIVB hace la liquidación correspondiente y la FeVA deriva un porcentaje a los jugadores, que siempre se pagan al año siguiente. Por pedido de los jugadores este año se iba a pagar una parte en diciembre pero la liquidación de la FIVB llegó más tarde y no dieron los tiempos”, explicó pese a que desde el otro lado la versión es diferente: se fijan premios (no porcentaje), plazos de pago y se cumple con la palabra.

La preocupación de los jugadores es el destino que podrían haber recibido los fondos que aseguran que FIVB ya giró y la falta de palabra de una dirigencia que, ante cada diálogo al respecto, no hace más que generar un nuevo cortocircuito.

Comentarios

Comentarios