fbpx

¿Qué es la Reserva de Emergencia y por qué es tan importante?

En el último capítulo repasamos los primeros pasos que cualquier atleta, o trabajador de cualquier rubro, debe afrontar para ordenar sus finanzas personales. Ahora les propongo incorporar un concepto y herramienta clave: la Reserva de Emergencia.

El deportista usa su cuerpo como herramienta de trabajo, por ende a lo largo de su carrera cuida su alimentación, su descanso y pasa horas entrenando para mejorar su rendimiento. Algunos tienen sueldos millonarios y otros no tanto, incluso les cuento que muchos lo hacen por amor al deporte. Pero al margen de lo económico, la exigencia es la misma para todos. 

Cuando los atletas nos lesionamos, podemos simplemente perder una práctica o directamente un torneo completo. A veces se pierde toda la temporada. Y es ese el momento en el que nos encontramos totalmente desamparados. Muchos clubes se hacen cargo de los cuidados sanitarios y hasta mantienen los contratos, pero lamentablemente no es la realidad de todos. Ni hablar de aquellos deportes individuales.

A lo largo de mi carrera conocí jugadoras de voley que pasaron por cirugías y sus clubes no se hicieron cargo ni de la operación ni de su contrato. Si a no jugar ni entrenar le sumamos el dolor de una cirugía y la preocupación salarial, ¿imaginan la desesperación en la que se puede entrar? Para quienes no logran manejar la situación y para quienes no logran hacer la recuperación adecuada, el camino resulta inevitable: el retiro.

En situaciones en las que no se percibe un salario, que sin ir más lejos es la realidad de muchos trabajadores autónomos o no registrados, la Reserva de Emergencia (RE) actúa como sostén fundamental. En el caso de los deportistas, la RE puede ayudar a no tomar esa decisión drástica y encarar una recuperación adecuada.

En el caso particular del vóleibol, suele suceder que los salarios se retrasan y que algunos sponsors se retiran en plena competencia, lo que dificulta aún más la situación. En casos así también es importante tener una RE para sobrellevar el día a día. Puedo citar muchos casos como este, pero la idea la fijo en que los deportistas se preparen para estos imprevistos y que no dependan solo del sueldo que les paga el club. Si algo sale mal, ¿de dónde vamos a sacar el dinero para cubrir nuestros gastos? 

Todos aquellos que percibimos un salario podemos crear nuestro futuro comenzando desde ahora, no esperemos a pasar por esas situaciones desesperantes para darnos cuenta de que tenemos en nuestras manos el poder de cambiar nuestro comportamiento con el dinero. Es muy importante que los deportistas tengan una Reserva de Emergencia que les garantice un nuevo comienzo si se presenta cualquier adversidad.

¿Qué es la Reserva de Emergencia?

La Reserva de Emergencia es un dinero que debes tener ahorrado y solo usarlo para imprevistos. Se puede ir generando de a poco, ahorrar un porcentaje mínimo del sueldo puede ayudar y mucho en la construcción de este fondo. 

¿Cómo se calcula la Reserva de Emergencia?

Lo primero que tenes que tener en cuenta es cuánto gastas por mes, es decir cuál es tu costo de vida, tanto en gastos fijos como en gastos variables. Es por ello que ante todo tenes que aplicar los Primeros pasos para organizar tus finanzas que publicamos en nuestra entrega anterior. Este es el primer paso de cómo hacer un presupuesto mensual. Anotar y sumar todos los gastos y multiplicarlos por 12 (doce meses), que va a ser el tiempo que ésta Reserva te va a cubrir tu estilo de vida si algo sale mal, es decir que vas a tener un año para recuperarte. 

Llevémoslo a un ejemplo. Si la suma de mis gastos es $10.000.- (10.000 x 12 = 120.000) mi RE tendría que ser de $120.000.-. Pero no te asustes, que ese fondo no tiene que ser generado de la noche a la mañana, podés crearlo con el paso del tiempo y ahorrando sin perder tu calidad de vida. Lo que sí tenés que tener en claro es que la RE tiene que ser prioritaria. Lo bueno de esto es que, una vez generado, solo necesitás mantenerlo actualizado, por lo cual se hace más fácil que empezando el proceso desde cero.

Aquellos que no tienen grandes contratos o los trabajadores que viven más el día a día, pueden generar Reservas de Emergencia más pequeñas pero que les permitan cubrir necesidades básicas durante determinado período de tiempo. Ese fondo y ese lapso de tiempo lo fijan ustedes. Lo importante es entender que es necesario tener una RE y generarla.

Espero que desde hoy puedan comenzar a priorizar sus objetivos para mantener el foco en cada uno de ellos. Pensar en tener una Reserva de Emergencia es pensar en tu futuro, es tener la garantía de que vas a tener la chance de recomenzar si algún imprevisto te sorprende. Si sos atleta profesional sabes que siempre estás corriendo riesgos y crear buenos hábitos te va a ayudar a estar preparado para cualquier cosa que pueda pasar. 

Leé, estudiá sobre finanzas o sobre aquello que quieras hacer cuando te retires. Lo importante es desarrollarse y crecer.

PASO A PASO LOS CONSEJOS MIMI

Comentarios

Comentarios