fbpx
Diego Armando Maradona

“Tu legado, Diego querido”, por Jon Uriarte

Diego nos deja a todos los deportistas que aceptamos ponernos la camiseta de la Nación Argentina un legado que nos interpela desde las entrañas.

Después de su ejemplo, humanos claro, los argentinos que asumimos vestir los colores que representan nuestro pueblo ya tenemos la mejor versión de qué se trata, el compromiso a no guardarnos nada, un impulso a trascender la mezquindad que el sistema nos alimenta desde todos lados para convertirlo en mero rédito individual y que conscientes del privilegio de haber sido enseñados a Amar de tamaña manera devolvamos todo lo debido sin cálculo.

Maradona fue el jugador más grande, que cuando paró de jugar con la pelota, no paro, siguió jugando, siguió jugando con sus opiniones políticas, con el compromiso con su origen, no se olvidó nunca de dónde salió y puso el prestigió de sus logros al servicio de ellos, sin especulaciones de conveniencia personal. Amor y Generosidad, Entrega sin análisis de costos y beneficios. Por eso en las usinas de la razón y el lucro será siempre tan difícil de entender la esencia de amor incondicional que le tributa el pueblo argentino.

La vara es muy alta pero nos conecta con lo mejor que nos puede pasar en la vida.

Comentarios

Comentarios