fbpx

La Liga Nacional masculina, ex A2, se transmite por streaming con inteligencia artificial

Marcelo Gantman, La Nación El voleibol masculino de la Argentina comenzó este lunes una experiencia inédita que apunta a la manera en que lo consume su audiencia.

En la ciudad cordobesa de Villa María, 32 equipos que pertenecen a 16 federaciones compiten en la Liga Nacional de Voley, históricamente conocida como la “A2” y que entregará dos ascensos para la máxima categoría del voley nacional. Durante once días se jugarán un total de 176 partidos -donde también participa la Selección Nacional sub 19- y cada equipo jugará 11 partidos.

La noticia aquí es que absolutamente todos los cruces pueden ser seguidos en vivo desde una aplicación, alimentada por cámaras automatizadas de inteligencia artificial que minimizan la intervención humana en estos días de pandemia.

Resaltemos la novedad: no hay grilla televisiva deportiva que pueda soportar la emisión de 176 partidos en vivo en ese lapso, con sesiones de cuatro encuentros en simultáneo y especialmente en lo que podríamos definir como un deporte de nicho. Solo las competencias de élite y profesionales tienen pantalla garantizada para cada uno de sus partidos. Y no siempre.

La evolución de la tecnología permite ofrecer lo que muchos definen como la democratización del deporte: campeonatos y ligas que no tienen espacio en los canales deportivos por cuestión de programación, costos o menor interés y que encuentran sus posibilidades gracias al streaming.

Ese es el cambio de paradigma de estos tiempos: toda acción deportiva, profesional, amateur, y formativa puede actualmente ser transmitida con solo conectar un teléfono. Es lo que hace la gente en las redes sociales con sus “lives”

La Liga Nacional de Voleibol Masculino se hace visible gratis en Wooloo.TV, una plataforma que ofrece deportes que escapan de los radares del mainstream. “Lo que ofrecemos ahora es la posibilidad de transmitir absolutamente todos los partidos de un campeonato que además tiene equipos de 16 provincias, con lo cual hablamos de un alcance absolutamente federal. Quienes sigan a los clubes y a los jugadores tienen la garantía de verlos cada vez que jueguen. No es algo habitual ni acá ni en todo el mundo: el 99 por ciento de las competencias deportivas que hay en el planeta no se transmiten“, le cuenta a LA NACION Nicolás Sculli, director general de Wooloo TV. El formato burbuja del torneo permite concentrar toda la actividad en un mismo espacio, lo que facilita la producción y baja los costos de todos los partidos.

El streaming del voley se genera con Pixellot, unas cámaras automatizadas que capturan la totalidad de un campo de juego y cuyos algoritmos pueden identificar cada acción de los jugadores y el movimiento del balón.

Una de las ventajas que tienen las transmisiones es que los propios usuarios podrán cortar, editar y compartir cualquier acción de los partidos. La plataforma permite generar videos cortos y luego enviarlos por WhatsApp o publicarlo en redes sociales, como lo hacen por ejemplo los encargados de prensa de cada uno de los clubes”, agrega Sculli.

Lo que pasa con el voley en estos días en Villa María se condensa en lo que dijo Mylan Tanzer, consultor de la compañía Pixellot, en Sports Tech Nation, una conferencia sobre tecnología en el deporte: “Todos tenemos nuestros deportistas favoritos. Elegimos a Lebron, a Cristiano, a Messi. Pero tenemos otros deportistas favoritos que son nuestros hijos, hermanos o primos. El broadcast deportivo nos habla de pagos de fees y de compra de derechos. El streaming nos habla de compartir experiencias“.

Comentarios

Comentarios