fbpx

La decapitaron porque son asesinos ¡Que nadie te diga que no puedes jugar al voley!

A Mahjubin Hakimi, jugadora del seleccionado juvenil de Afganistán, la decapitaron autoridades talibanes en Kabul. Dicen que el motivo era precisamente ese, que jugaba al voley. Y lograron su cometido: la mayoría de las chicas ahora tienen miedo de salir a jugar o practicar cualquier deporte. Unas pocas mantienen la guardia y la fuerza de seguir adelante. Pero lo único cierto es que el motivo es la locura total. ¡Que nadie te diga que no puedes jugar al voley! ¡Que nadie te diga que no puedes practicar deporte! Manca o si te falta una pierna, con unos kilos de más o si eres bien malo, al voleibol pueden jugar todos, todas, todes, todxs y como quieran escribirlo. El deporte es salud.

En Argentina, si eres mujer y quieres denunciar algún tipo de violencia de género, puedes hacerlo al 147. Además, el Colectivo Doble Cambio brinda apoyo específico dentro del vóleibol.

Reclamo de mujeres en Kabul, capital de Afganistán (Diario La Jornada)

KABUL (ANSA).- Un hecho de extrema violencia perpetrado por los talibanes sacude al mundo. Mahjubin Hakimiuna jugadora de la selección juvenil de vóleibol de Afganistán, fue decapitada por autoridades en Kabul.

La entrenadora de Hakimi, quien utilizó el seudónimo Suraya Afzali por razones de seguridad, lo informó al medio Persian Independent.

La joven fue asesinada al inicio de este mes de octubre, pero la noticia no fue difundida por su familia por temor a sufrir represalias.

Afzali precisó que las circunstancias del asesinato de la joven solo las conocen sus familiares.

Antes de que los talibanes tomaran el poder en Afganistán, Hakimi jugaba en un equipo municipal de la capital afgana.

La entrenadora también advirtió que sólo dos jugadoras de la selección juvenil logaron huir al extranjero: las demás “debieron escapar y esconderse” mientras que los intentos de hallar “ayuda de organizaciones y países del exterior no tuvieron éxito”.

Semanas atrás, unas 30 atletas de la selección de vóley de Afganistán relataron su temor a sufrir violencia y represalias de parte de los talibanes por su actividad deportiva, y pidieron ayuda a la comunidad internacional para abandonar el país.

Algunas de sus compañeras que lograron huir al exterior denunciaron en agosto el asesinato de otra jugadora del equipo.

El comunicado de la Federación Italiana de Voleibol

Una vez conocida la muerte de la jugadora afgana, la Federación Italiana de Voleibol (FIV) emitió un comunicado al respecto a través de sus redes sociales. “Toda la comunidad del voleibol está de luto”, señalaron.

Su culpa: practicar el deporte que amaba, el voleibol. Mahjabin, como muchas otras chicas en Italia y en todo el mundo, cultivó su pasión por el voleibol en el Club de Voleibol del Municipio de Kabul, pero en comparación con otras compañeras, no había logrado salir de Afganistán en los últimos meses”, escribieron desde la FIV.

Y subrayaron: “Parece imposible que en 2021 alguien sea asesinado solo porque juega al voleibol, o aún peor, porque persigue sus sueños. Mahjabin, donde estés, nos gustaría imaginarte con un balón en las manos libre de poder jugar al voleibol”.

En este contexto, Mauro Berruto, exdirector técnico de la selección italiana de vóleibol masculina, pidió la creación de “corredores humanitarios” para combatir la “catástrofe humanitaria” en Afganistán.

“Se volvió a iluminar el drama de las mujeres que practican deporte y la catástrofe humanitaria en Afganistán”, escribió Berruto en Twitter al día siguiente de que la prensa informara que Mahjubin Hakimi fue decapitada por los talibanes en Kabul.

“Se precisan corredores humanitarios, me gustaría que durante el fin de semana todo el deporte italiano se detenga 1 minuto para recordarlo”, agregó en las redes.

Agencia ANSA

Comentarios

Comentarios