¿Vuelve Yael? Castiglione: “Tengo ganas de volver a jugar”

Por @SantiagoGabari Jugó en la OrlenLiga de Polonia y en la SuperLiga de Brasil, pero un día desapareció del mapa. Yael Castiglione, referente de Las Panteras, dejó de estar en la agenda diaria de los medios y de las redes sociales. “Cuando tomo un compromiso lo hago al 100%, sino prefiero no estar. Y por eso le pedí a Orduna que no me convoque a la Selección”, confesó la armadora a Voley Plus, mientras se entrena y evalúa la posibilidad de volver a jugar de manera profesional.

La temporada 2016/17 fue la última en acción. Allí vistió la camiseta del Dabrowa Gornicza de Polonia, justo después de jugar en Bielsko Biala del mismo país. Yael decidió en ese momento, junto a Marcus Eloe, por entonces su pareja, dedicarle el tiempo a la familia. Hubo casamiento y llegaron Emma y Thiago, de 8 meses. “Prioricé nuestras ganas de ser padres y me alejé de las canchas para darle lugar a nuestro proyecto personal y para disfrutar de la vida. Cuando tomo un compromiso lo hago al 100%, sino prefiero no estar. Y por eso le pedí a Guillermo (Orduna, en ese momento DT de la Selección) que no me convocara y a mi representante que no me busque equipo, describe Yael.

Pasadas dos temporadas en las que su felicidad plena pasó por otro lado, muy alejado del voley, la armadora olímpica siente que es momento de otra página: Tengo ganas de volver a jugar. Siento que en mi última temporada que jugué los Juegos Olímpicos y luego en Polonia terminé muy agotada psicológicamente. Hoy disfruto la vida de otra manera y siento que mi carrera merece tener otro cierre”.

Si bien son varias las propuestas de Brasil que dan vueltas (ya jugó en Maranhao y Río do Sul), por estas horas una opción es Valinhos, conjunto de San Pablo que se ganó un lugar en la máxima categoría tras vencer a Flamengo y ser campeón de la SuperLiga B. 

“Me estoy entrenando para intentar volver, me gustaría poder jugar algunos años más y disfrutar de todo lo que el voley me dio pero desde otro lugar. Confío en poder hacerlo, pero si no se da tengo mis proyectos personales y tomaré la decisión que sea mejor para mí y mi familia”, sostiene con convicción.

Al mismo tiempo, Las Panteras, a las que representó en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, un suceso que quedará gravado por hito histórico durante muchos años, atraviesan un proceso de cambio con un entrenador nuevo. Las ganas de representar al país siempre están, pero para poder volver a asumir el compromiso debería llegar a un acuerdo que sea compatible con mi realidad de hoy”.

¿Vuelve?

Comentarios

Comentarios