fbpx

Brasil puso a los mejores para tomarse revancha ante Argentina y ser otra vez campeón Sudamericano

En la última jornada del 34° Campeonato Sudamericano de Brasilia, Brasil le ganó a la Selección Argentina por 3-1 (25-17, 24-26, 25-18, 25-18) y mantiene el título que ganó siempre a excepción de 1964, cuando no se presentó. El anfitrión no se guardó nada en este torneo y con cinco de siete titulares que perdieron ante la albiceleste la Medalla de Bronce en los Juegos Olímpicos de Tokio, se tomó revancha para no permitir que el cimbronazo sea aún más profundo.

La última fecha del torneo, donde se midieron todos contra todos, se enfrentaron Brasil y Argentina, máximos candidatos y que además se aseguraron una plaza para el Mundial de Rusia 2022, al que irán de todas formas por estar entre los 12 mejores del ránking.

Brasil se presentó al torneo con los mejores jugadores que tenía, con sus máximas figuras. Siete jugadores que estuvieron en la cita olímpica disputaron este Sudamericano. De los titulares solo se ausentaron Leal y Wallace, que le dijo adiós al seleccion. El armador Bruno Rezende, los centrales Lucas e Isac, el punta Lucarelli y el líbero Thales salieron de entrada junto al opuesto Alan (Wallace se despidió de la selección) y al punta Vaccari. Mientras que Argentina llevó al torneo a siete medallistas, sin sus máximas figuras De Cecco, Solé y Conte pero con Lima, Loser, Palacios, Danani, Nico Méndez y Ramos. Los demás, Palonsky, Gallego, Zerba y Giraudo fueron los elegidos por Méndez para comezar a dar rodaje a jugadores del futuro cercano.

Le costó a la Selección Argentina mantener el nivel ante un Brasil que fue un relojito todo el partido. Le funcionó la defensa-contraataque a la perfección. El ingreso de Nicolás Méndez en el segundo parcial fue la clave para que Argentina pueda repuntar en recepción y en ataque. Pero promediando el tercero el anfitrión mostró toda su jerarquía para encaminar el título.

GALERÍA DE FOTOS

Crónica FeVA – Brasil comenzó con mayor intensidad ofensiva y de contra se separó 9-5. Palonsky y Lima sumaron para la albiceleste, pero los locales continuaron en altísimo nivel y alcanzaron el 20-13 con Lucarelli al saque. La Selección jugó incómoda mientras su rival sumó por el centro para cerrar el primero tras un error nacional, 25-17.

Méndez siguió en cancha para el segundo y Argentina ajustó para adelantarse 9-7. Si bien el desarrollo siguió equilibrado, Sánchez buscó a sus puntas para que la Selección mantenga la delantera también en la zona de cierre. Brasil logró el empate en 24, pero un enorme bloqueo de Loser igualó el juego, 26-24.

La verdeamarela volvió a tener un inicio intenso, pero Argentina equilibró las acciones comandando por Méndez (12-12). Alan y Lucarelli comenzaron a romper la defensa nacional y algunos errores facilitaron la brecha en favor de los locales. Argentina intentó con aporte de Balagué, pero Brasil lo cerró desde el bloqueo, 25-18.

Un nuevo arranque feroz de Brasil parecía liquidar las esperanzas nacionales (7-1), pero Argentina volvió a la carga con Loser al saque y se puso en partido. Alan continuó castigando para devolver la ventaja a los suyos (19-14) y un gran despliegue defensivo ayudó para que los locales encaminen el partido. Fue cuestión de rotar para los brasileños, que lo definieron 25-18 para quedarse con el título.

Síntesis: 
Argentina:
 Matías Sánchez (-), Bruno Lima (14); Agustín Loser (6), Martín Ramos (9); Ezequiel Palacios (8), Luciano Palonsky (4). Líbero: Santiago Danani. Entrenador: Marcelo Méndez. Ingresaron: Manuel Balagué (2), Nicolás Méndez (14), Matías Giraudo y Jan Martínez (1).

Brasil: Bruninho (2), Alan (24); Lucas (9), Isac (6); Lucarelli (13), Vaccari (9). Líbero: Thales. Entrenador: Renan Dal Zotto. Ingresaron: Maique (L), Joao Rafael, Flavio (6) y Adriano (2).

Comentarios

Comentarios