fbpx

Rusia busca compensación hiper millonaria tras ser despojada del Campeonato Mundial de Voleibol Masculino

Rusia busca una compensación de 80 millones de dólares después de haber sido despojada del derecho a albergar el Campeonato Mundial de Voleibol Masculino a finales de este año. La cita mundialista estaba programada entre agosto y septiembre, con 10 ciudades, incluida la capital, Moscú. Sin embargo, la Federación Internacional de Voleibol (FIVB) anunció el mes pasado que el evento ya no se llevaría a cabo en Rusia, en respuesta a la invasión de Ucrania por parte del país.

La FIVB sigue gravemente preocupada por la escalada de la situación y por la seguridad del pueblo de Ucrania”, dijo la organización en un comunicado. “Sería imposible preparar y organizar los Campeonatos del Mundo en Rusia debido a la guerra en Ucrania”.

La Federación Rusa de Voleibol (VFR) ahora está impugnando la decisión, y el secretario general de la organización, Alexander Yaremenko, dijo que presentó una apelación ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) para tratar de obtener un reembolso por la pérdida del torneo.

“Presentamos documentos al CAS. Hemos cobrado todos los gastos, la tarifa de participación, los costos de preparación, incluidos los gastos regionales, los proyectos de construcción”, dijo Yaremenko el miércoles, según los medios estatales rusos RIA Novosti. “El monto de la compensación es de casi 80 millones de dólares”.

La FIVB le dijo a Inside the Games que aún no había recibido ninguna comunicación sobre la apelación informada por VFR al TAS.

“La FIVB no ha recibido información sobre esto a través de ningún canal oficial y, por lo tanto, no está en condiciones de comentar sobre la precisión de esta historia o declaraciones específicas de que la VFR supuestamente planea presentar un reclamo contra la FIVB”, dijo. “En este momento, no tenemos más comentarios sobre el asunto”.

Rusia quedó en gran parte congelada por el resto del mundo deportivo después de su invasión de Ucrania a finales de febrero.

A Rusia y Bielorrusia, que ha actuado como escenario de la invasión, se les prohibió competir en eventos internacionales por parte de los órganos rectores de innumerables deportes, incluidos fútbol, ​​tenis, natación, rugby, boxeo, judo y Fórmula Uno.

World Athletics prohibió indefinidamente a “todos los atletas, personal de apoyo y oficiales” de Rusia y Bielorrusia participar en cualquiera de sus competencias, mientras que las dos naciones también fueron expulsadas de los Juegos Paralímpicos de Invierno de Beijing 2022.

Desde entonces, muchos de los órganos rectores de Rusia, incluidos los de biatlón, fútbol, ​​gimnasia, rugby y ahora voleibol, han presentado apelaciones contra las sanciones ante el CAS.

Ninguno de los recursos presentados hasta el momento ha prosperado.

Comentarios

Comentarios